viernes, 18 de noviembre de 2011

Escondido

Me gustaría mucho poder tener mi espacio de trabajo en casa camuflado detrás de unas puertas de armario , las mías serian blancas por supuesto y pasarían desapercibidas con el resto de la pared. Me parece una solución genial ,por que sino todos los papales y objetos variados campan a sus anchas por toda la mesa del comedor....y si fueran solo los míos.......



                                                       visto:aqui


                                                            visto:aqui

6 comentarios:

Olga/ Rosa dijo...

Me encantan este tipo de espacios. Hace ya millones de años, mi tío que era sastre, diseñó su taller en ese estilo. Besos

Cositas Nuestras dijo...

Chulísimo !! Cierras las puertas y ¡todo ordenado! Toda mi casa debería de ser así, je,je.
Hace años estuve en una casa rural que la cocina estaba dentro de un armario. Me encantó la idea. La ví superpráctica.

loquelvientosedejo dijo...

Yo soy fan de los escritorios vistos, con sus portátiles, tazas de café, botes de lápices, flexos bonitos, revistas y cuadernos y ese encantador caos.
Desde luego las fotos son geniales, pero yo soy defensora a ultranza de los escritorios caóticos.
Un gran beso!

NMA dijo...

Efectivamente, es genial! Me encanta tu propuesta Cristina. Es práctica y útil. Mi favorita… también la blanca.

Virginia López (VIRLOVA) dijo...

La verdad que para los que no tenemos demasiado espacio en casa en todo un acierto en cuanto a "lugar físico" y orden de las cosas. Me encantan estos rincones pero quizá pierden el encanto de la visual que a mi me gusta: botes, botellas y demás detallitos decó!
Un besazo y feliz semana
Virlova Style
http://virlova75.blogspot.com

AtelierDecor dijo...

La idea tiene un poco de poesía... es como si fuera un baúl vertical, donde el acto de abrir y cerrar fascinan más que el propio contenido. Encantador!

Michelle & Atelier Decor team
http://atelierdecor.blogspot.com/